- Cabo de Gata, Diario 2 -


Aquí sigo. En el paraíso. Me he despertado antes que saliera el sol, con el zumbido de un mosquito que ayer se coló en mi habitación.


 He hecho una amiga, que se ha convertido en mi confidente, sobretodo porque no puede entender todo lo que le explico, sino dejaría de esperarme cada mañana para ir a pasear. Se llama Azu y es una perrita que me acompaña en mis paseos por este paraje lleno de cactus, flores silvestres y casas de pescadores de madera. De pequeña me mordió un perro y reconozco que siempre los he mirado de lejos, pero con ella siento que nos necesitamos la una a la otra. Ella también está sola estos días, su dueño se ha ido a Marruecos y seguro que le echa de menos. Me pongo un jersey y salimos camino de la montaña. Y así, hablándole y explicándole que hago aquí, porqué me he quedado unos días en este lugar, nos echamos una carrera hasta lo más alto para ver salir el sol. Yo exhausta, me siento a esperar en un roca a que el sol nos caliente para tomar el camino de vuelta a casa, ella busca cobijo entre mis piernas y así nos quedamos un rato. Mientras pienso que cuando me vaya, en unos días, la voy a echar de menos, sale el sol e ilumina lentamente todo el valle. Bajamos, perseguidas por la luz y la fresca brisa de la mañana. Cuando entro por la puerta de la casa que me acoge no puedo evitar sentirme sobrecogida por un sentimiento de fragilidad. Y pienso agradecida en la emoción que uno siente cuando es el dueño de sus pasos. Porqué sentir que podemos escoger nuestro camino nos hace fuertes e invencibles ante cualquier montaña. 

20 comentarios:

  1. preciosas imágenes y precioso relato... como siempre :)

    ResponderEliminar
  2. Que bonita entrada Mo, me encanta ese retiro, que casita tan mona y que buena compañía te han dejado para reconciliarte con el mundo perruno, inspiradora...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Soledad! Si, la compañía se me ha vuelto indispensable! <3

      Eliminar
  3. Preciosa entrada!
    Yo siempre digo que los perros y la naturaleza (con su inmensidad y sus silencios) son los mejores terapeutas del alma.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Suscribo lo último. Se ve que necesitabas el sol miniña, disfruta de esos días que por aquí la cosa solo cambió ayer (que fue un día maravilloso, salió el sol todo el día, que no es poco!!), y hoy volvemos a las andadas. Un bico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay si Ana, me estoy recargando... Nos vemos a la vuelta? Un beso!

      Eliminar
  5. quina preciositat, el que estàs visquent, el contacte amb tota aquesta naturalesa, la que t'envolta, i la teva pròpia, la Azu... coses que viatjaran amb tú la resta de la vida. Gràcies per compartir-ho, per inspirar-nos, perquè dones empentes grans, a qui ens fan por masses coses! Gaudeix com ho estàs fent!!!!! una abrassada!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una abraçada Cris! Fóra les pors, no hi ha res com sentir que pots amb tot! Petons bonica!

      Eliminar
  6. Los paisajes me recuerdan mucho a mi infancia en un pueblecito en el norte de Tenerife, que recuerdos más bonitos tengo. Disfruta de la desconexión. Bss

    ResponderEliminar
  7. Lo cierto es que tus palabras parece que tocan a la puerta de l@s que te leemos, y las dejamos entrar, porque sabemos que no sólo nos hacen bien, sino que nos ayudan a cómo tú dices, a recordar que somos dueñ@s de nuestro destino... :) Gracias Mö

    ResponderEliminar
  8. Qué bonito siempre leerte y ver esas preciosas fotos!! A ver si de esta va a salir que te hagas con una compañía perruna! Yo tengo una perrita y es lo mejor del mundo.

    ResponderEliminar
  9. tanta sensibilidad y tanta verdad en tus palabras… me ha encantado. coge fuerzas y empápate de esta emoción al sentir que eres dueña de tus pasos… mucha fuerza, y besos

    ResponderEliminar
  10. Such beautiful, sensible pictures!

    ResponderEliminar
  11. Que palabras mas profundas y cuanto sentimiento tienen dentro de ti que orgullosa me siento de ver a mi niña hecha una mujer que intenta ser feliz y lucha por ello. Ser dueño de tu vida es algo que a menudo la gente olvida. SIGUE ASI MONICA......SERAS MUY FELIZ

    ResponderEliminar
  12. Soy perezosísima para escribir comentarios, pero tu blog y trabajo bien lo merecen! escribes precioso y tus fotos son increíbles! muchas felicidades!

    ResponderEliminar
  13. Qué bonitos momentos relatas...para mñi la soledad es una sensación agridulce.

    ResponderEliminar
  14. Me conmueve tu sensibilidad, te lo he comentado por facebook, pero es que me encanta :) Y la disfruto , un abrazo de mariposa

    ResponderEliminar
  15. Tus fotos son siempre tan inspiradoras… <3

    ResponderEliminar